UA-104230472-1 5 juegos que podrás disfrutar con tus hijos

5 juegos para disfrutar con tus hijos

En esta era tecnológica, las tablets, smartphones, computadoras y demás, se han convertido en el centro de atención de todos los niños. Es más, muchos de ellos se despiertan y duermen con estos aparatos. Los padres, atareados, con muchas cosas por hacer, no se detienen a pensar en el riesgo que esto podría conllevar. Y una vez que se dan cuenta de que sus hijos paran demasiado tiempo metidos en dichos artilugios, se preguntan: “Pero, ¿qué podría jugar con mis pequeños?” Pues bien, en Mallas y Pintura, expertos en seguridad familiar, hemos hecho una pequeña lista de 5 juegos que podrías disfrutar con tus hijos.

1. Leer incentiva la imaginación de tus hijos

Sí, aunque parezca algo obvio, leer es una de las prácticas que se han perdido en estos últimos tiempos. Y más aún el hecho de que los padres les lean cuentos a sus hijos. Sin embargo, ello no significa que no sea un excelente ejercicio. Está comprobado que leer mejora la concentración de los niños, motiva la imaginación y optimiza la memoria. Si no les lees a tus retoños, es un buen momento para empezar a hacerlo. ¿No crees?

2. Saltar de alegría

Es cierto que nosotros, como padres, no les permitimos a nuestros hijos saltar sobre la cama o cojines, ya que nos “ha costado mucho comprarlos” o simplemente porque no deseamos que hagan bulla. Sin embargo, siempre es bueno un momento de relajación en donde el niño pueda darle rienda suelta a sus deseos. Por ello, sería una magnífica idea si tú pudieras organizar todo un área de cojines o colchones en donde tu hijo o hija pueda saltar contigo durante un buen rato. Sí, ¡tú también! Los niños se divierten más si ven a sus padres jugando con ellos, es algo que no se les borrará de la memoria nunca.

3. Guerra de almohadas

Si ya les has leído, has preparado un área de colchones o cojines para saltare con ellos, ¿por qué no organizar una divertida guerra de almohadas? Si no tenemos presupuesto para comprar almohadas exclusivas para el juego, podemos coger algunas que ya estén un poco viejas o simplemente con las que dormimos. Arma dos bandos (si tienes más de un hijo), y ¡qué empiece la guerra de almohadas! Ya verás lo divertido que lo pasarán todos ustedes.

4. Juguemos a las canicas

Hoy en día se ven pocos distritos en donde los niños aún juegan con canicas. Sin embargo, en los 90 fue una de las distracciones mayores de todos los infantes. ¿Por qué no comprarle a tu pequeño una bolsa con canicas? Podríamos idear diversos juegos: armar una fila de soldaditos para derribarlos, cavar hoyos en la tierra de la calle para hacer competencias, probar nuestra puntería jugando con botellitas, etc. Sí, será necesario que también te conviertas en niño, pero una vez al año, créeme, no te hará daño. Lo ideal es que sea una vez al mes cuando menos, pero ello ya depende de ti.

5. El arte en los niños

Está comprobadísimo que los pequeños son más propensos al arte que los adultos. Por ejemplo, la música es algo innato en ellos, y se refleja en el hecho de que si escuchan alguna melodía se pondrán a moverse sin pensarlo mucho. Lo mismo sucede con los deportes. Pues bien, aprovechemos ello y enseñémosles a nuestros hijos a tocar la guitarra, piano, canto; o a practicar algún deporte de forma disciplinada. Esto es algo muy provechoso que cosechará muy buenos frutos.

Y claro, todo debe hacerse dentro de un ambiente seguro. Si deseas saber cómo proteger a tu familia, contáctanos. Somos expertos en mallas protectoras. Ingresa aquí.

 

Los niños se divierten más si ven a sus padres jugando con ellos, es algo que no se les borrará de la memoria nunca.

Subscribete

¡Recibe consejos de seguridad en tu correo!

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This